La captura de carbono y la transferencia de tecnología son mecanismos exitosos de la transición energética en los Emiratos Árabes Unidos

  • atlantic council - gef 2020
  • headshot_david_livingston-e1568141611843
  • 02731-1024x682
  • large-44607822611660
Vídeo las fotos

ABU DHABI, 11 ENE 2020 (WAM) La transición del sector energético mundial hacia la mitigación del cambio climático y la adaptación se considera a menudo un proceso polémico y costoso.

Sin embargo, según los expertos que asisten al Foro de Energía Global del Consejo Atlántico, los Emiratos Árabes Unidos ha demostrado su capacidad para elevarse como líder en energía sostenible empleando la Captura, Utilización y Almacenamiento de Carbono (CCUS), como medio para reducir las emisiones de carbono para cumplir con el compromiso del Acuerdo de París de 2030.

La captura de carbono es el proceso que implica la recolección de CO2 producido por instalaciones de gas y su inyección en depósitos de petróleo para mejorar la recuperación de crudo mientras se almacenan las emisiones bajo tierra.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), considera la adopción de la CCUS como una tecnología crítica para la descarbonización del sector energético a largo plazo. Curiosamente, muchas naciones europeas han dado un paso atrás en este ámbito.

El alto coste de la tecnología teme por la seguridad de almacenar CO2 bajo tierra, y la percepción de que las CCUS son una forma de prolongar el uso de combustibles fósiles, significa que en su mayoría no ha logrado despegar en Europa. En 2015, el Reino Unido retiró 1.500 millones de dólares en fondos destinados inicialmente al desarrollo de un proyecto de CCS a gran escala.

Los Emiratos Árabes Unidos ha demostrado el exitoso surgimiento del sector de CCUS y la existencia de un entorno regulatorio de apoyo e impulsado por políticas para la futura transición energética.

Los actores clave del país por lograr una industria energética sostenible y con visión de futuro son la Abu Dhabi National Oil Company, ADNOC, y Masdar, una empresa de energía renovable de Mubadala.

El director general de Petróleo y Petroquímicos de Mubadala Investment Company, Mussabeh Al Kaabi, señaló que hay "importantes desafíos tecnológicos que pueden ayudar a facilitar la transición energética".

"Necesitaremos todos los recursos energéticos, incluyendo tanto los hidrocarburos como las energías renovables, para satisfacer la futura demanda energética mundial", subrayó.

"La clave es asegurar que estos se desplieguen con la máxima eficiencia", continuó Al Kaabi, añadiendo que, "y exploramos plenamente las oportunidades de capturar las emisiones para reducir las emisiones de carbono de la industria".

ADNOC comenzó su programa de captura de carbono en 2009, encabezando los planes de la región de inyectar CO2 para mejorar la recuperación de petróleo. En 2016, ADNOC y Masdar se asociaron para lanzar Al Reyadah, una instalación de CCUS a escala comercial que captura 0,8 millones de toneladas de CO2 de la planta de acero de Emirates.

En 2019, ADNOC anunció otras ambiciones para desarrollar su segunda instalación de CCUS en el país, que capturará entre 1,9 y 2,3 Mtpa de CO2 de su procesamiento de gas para una mejor recuperación del petróleo.

"El Banco Mundial nos dice que necesitamos alrededor de 70 dólares por tonelada de CO2 o más si tenemos alguna posibilidad de cumplir con el Acuerdo de París", dijo David Livingston, Director Adjunto del Departamento de Clima y Energía Avanzada del Consejo Atlántico.

Livingston dijo a la Agencia de Noticias de los Emiratos (WAM), que para cumplir con objetivos como los del Banco Mundial y el Acuerdo de París, la captura de carbono es esencial. "Tiene mucho sentido", porque va a ayudar a identificar los activos existentes dentro de la generación de gas natural, o las instalaciones de producción en las industrias del aluminio y el cemento, añadió.

Comentando sobre los esfuerzos de los EAU para utilizar las tecnologías de CCUS, Livingston dijo: "Ves las cosas impulsadas por compañías con visión de futuro que realmente quieren asegurarse de que están desarrollando las tecnologías del mañana".

De acuerdo con el Global CCS Institute, la adopción de CCUS en los EAU ha sido exitosa, donde en 2017, el coste del CO2 evitado (US$/tonelada de CO2) alcanzó los 140 dólares para la industria del cemento, mientras que para el gas natural y el hierro y el acero totalizaron 97 y 90 dólares respectivamente. Las cifras se refieren al costo y desempeño de las instalaciones equipadas con tecnologías de CCUS, incluyendo transporte y almacenamiento.

Pero esto no se detiene ahí. En la próxima década, ADNOC pretende sextuplicar el despliegue de las CCUS, capturando cinco millones de toneladas de CO2 para 2030.

El Foro Global de la Energía del Consejo Atlántico es una reunión internacional de gobiernos, industrias y líderes de pensamiento para establecer la agenda energética del año.

La edición 2020 del foro, que tendrá lugar en la capital de los Emiratos Árabes Unidos del 10 al 12 de enero, se centrará en tres temas clave: el papel de la industria del petróleo y el gas en el sector de la energía, la energía renovable y la energía renovable.

Traducido por: A. Abdelazeem https://wam.ae/en/details/1395302815278

WAM/Spanish