viernes 21 enero 2022 - 7:24:32 por la tarde

Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita destacan su entusiasmo por mejorar la cooperación estratégica: declaración conjunta


ABU DHABI, 8 de diciembre de 2021 (WAM) - Los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita destacaron su entusiasmo por mejorar su cooperación estratégica y su integración económica, comercial y de desarrollo, para dar forma a un futuro mejor que garantice la seguridad, la prosperidad y el desarrollo integral y lograr las aspiraciones de sus pueblos, en el marco de las relaciones profundamente arraigadas entre los dos países.

En un comunicado conjunto emitido hoy, los dos países afirmaron la coordinación permanente de sus posturas sobre temas regionales e internacionales de interés mutuo, para servir a sus intereses y mantener la seguridad y estabilidad de la región y del mundo entero.

La declaración, emitida por los Emiratos Árabes Unidos y el Reino de Arabia Saudita con motivo de la visita de Su Alteza Real el Príncipe Mohammed bin Salman bin Abdul Aziz, Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Viceprimer Ministro y Ministro de Defensa a los Emiratos Árabes Unidos, es la siguiente: Bajo los distinguidos lazos y las relaciones históricas profundamente arraigadas entre los líderes y pueblos de los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, y a la luz de los esfuerzos dirigidos a impulsar y desarrollar la cooperación estratégica y la integración económica, comercial y de desarrollo entre los dos países con el objetivo de configurar un futuro mejor y garantizar la seguridad, la prosperidad y el desarrollo integral, y según las directivas del rey Salman bin Abdulaziz Al Saud, Custodio de las Dos Mezquitas Sagradas, el príncipe Mohammed bin Salman visitó los Emiratos Árabes Unidos los días 7 y 8 de diciembre de 2021.

Durante la visita, se celebró una reunión entre el Príncipe Mohammed bin Salman y Su Alteza el Jeque Mohamed bin Zayed Al Nahyan, Príncipe Heredero de Abu Dhabi y Comandante Supremo Adjunto de las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos, durante la cual el Príncipe Mohammed bin Salman felicitó al liderazgo y al gobierno de los Emiratos Árabes Unidos. y pueblo con motivo del Jubileo de Oro del país.

Alabó los distinguidos logros del país en una variedad de campos y deseó a los Emiratos Árabes Unidos un mayor progreso, bienestar, prosperidad, seguridad y estabilidad bajo el gobierno de su sabio liderazgo. Durante la visita se abordaron los lazos fraternos entre los dos países, así como los avances en los frentes de cooperación estratégica y de integración y formas de impulsar los lazos bilaterales entre los dos países.

Las dos partes elogiaron el distinguido nivel de cooperación entre los dos países en las áreas política, de seguridad, militar, económica y de desarrollo, y la cooperación y la integración en el marco del Consejo de Coordinación de Arabia Saudita y Emiratos, que se estableció sobre la base de las amables directivas del Custodio. de las Dos Mezquitas Sagradas, el Rey Salman bin Abdulaziz Al Saud, y el Presidente Su Alteza el Jeque Khalifa bin Zayed Al Nahyan, enfatizando su determinación de desarrollar y fortalecer el papel del consejo en todas las áreas.

Las dos partes también destacaron el abundante potencial económico y las oportunidades distinguidas que podrían generarse a través del fortalecimiento de la asociación estratégica entre los dos países y el aumento de las inversiones conjuntas, destacando la importancia de destacar los sectores prometedores para los inversores en ambos países.

En el frente energético, ambas partes elogiaron su estrecha cooperación y los exitosos esfuerzos de OPEP Plus para restaurar la estabilidad del mercado petrolero mundial. También afirmaron la importancia de continuar esta cooperación, así como el compromiso de los Estados miembros de la OPEP Plus con el acuerdo, destacando la importancia de continuar su cooperación conjunta en el campo del petróleo, gas y petroquímicos, así como en el ámbito pacífico. uso de la energía nuclear, comercio de productos petrolíferos, capitalizando la conectividad eléctrica y el intercambio comercial de electricidad, inteligencia artificial, transformación digital, ciberseguridad y tecnologías avanzadas.

Con respecto al cambio climático, las dos partes están interesadas en fortalecer su cooperación continua en la implementación del enfoque de economía circular lanzado por Arabia Saudita durante su presidencia del G-20, y fue aprobado por el grupo como un marco integral destinado a abordar los desafíos resultantes de emisiones que provocan el calentamiento global. Además, la parte emiratí destacó los numerosos logros locales, regionales e internacionales de la Iniciativa del Medio Oriente Verde lanzada por el príncipe Mohammed bin Salman para abordar el cambio climático.

La parte saudí elogió el papel pionero de los Emiratos Árabes Unidos en la lucha contra el cambio climático, en particular, la celebración de la COP28 en 2023.

Las dos partes también enfatizaron que continuarán mejorando su cooperación en diversas áreas, incluida la salud, el turismo, la seguridad alimentaria y el desarrollo social.

El príncipe Mohammed bin Salman felicitó a los Emiratos Árabes Unidos por la exitosa organización de la Expo 2020 de Dubái, mientras que Su Alteza el Jeque Mohamed bin Zayed destacó el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos a la candidatura de Arabia Saudita para albergar la Expo 2030.

Las dos partes enfatizaron la Declaración de la Cumbre del CCG de AlUla emitida el 5 de enero de 2021, que estipulaba la implementación completa y precisa de la visión del Custodio de las Dos Mezquitas Sagradas, el Rey Salman bin Abdulaziz, que fue aprobada por el 36 Consejo de Cooperación del Golfo para Cumbre de Líderes de los Estados Árabes (CCG) en diciembre de 2015 de acuerdo con un calendario específico y un seguimiento cuidadoso.

Esto incluye la culminación de la unidad económica, los pilares de los sistemas conjuntos de defensa y seguridad, así como la coordinación de posiciones de una manera que mejore la solidaridad y estabilidad de los países del CCG y promueva su papel regional mediante la unificación de posiciones políticas, el desarrollo de alianzas políticas con la comunidad internacional. organizaciones comunitarias, regionales e internacionales, fuerza y cohesión de los estados del CCG y unidad entre sus estados miembros.

Las partes revisaron los últimos desarrollos regionales y globales de interés mutuo y enfatizaron la coordinación de sus posiciones de una manera que sirva a sus intereses y apoye y mejore la seguridad y estabilidad en la región y el mundo.

A este respecto, las dos partes llamaron la atención sobre su pleno apoyo a todos los derechos legítimos del pueblo palestino, el más importante de los cuales es su derecho a establecer un estado palestino independiente y soberano en las fronteras del 4 de junio de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital, de acuerdo con la Iniciativa de Paz Árabe, las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y las referencias de la Conferencia de Madrid, y otras referencias internacionales acordadas, para lograr las aspiraciones del hermano pueblo palestino.

En cuanto a Yemen, enfatizaron la compatibilidad de sus puntos de vista con respecto a la continuación de sus esfuerzos para alcanzar una solución política general a la crisis de Yemen de acuerdo con los términos de referencia representados por la iniciativa del Golfo y su mecanismo ejecutivo, los resultados de la Ampliación Conferencia de Diálogo Nacional, la Resolución 2216 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la iniciativa de Arabia Saudita para poner fin a la crisis yemení y alcanzar una resolución política integral de una manera que preserve la unidad e integridad de Yemen, respete su soberanía e independencia y rechace cualquier interferencia en sus asuntos internos.

También destacaron la necesidad de completar la implementación del Acuerdo de Riad.

Las dos partes también condenaron los continuos ataques de la milicia hutí contra aeropuertos, instalaciones civiles y vitales en el Reino de Arabia Saudita.

Con respecto al Líbano, las dos partes enfatizaron la importancia de implementar reformas políticas y económicas integrales para garantizar que el Líbano supere sus crisis y confine las armas en manos de instituciones estatales legítimas.

También enfatizaron que el Líbano no será un punto de partida para ningún acto terrorista y una incubadora para organizaciones y grupos que tienen como objetivo la seguridad y estabilidad de la región, como el terrorista Hezbollah, y una fuente del flagelo de las drogas que amenaza la seguridad de las sociedades. , la región y el mundo.

Además, las partes acogieron con beneplácito el éxito del proceso electoral en Irak y expresaron sus deseos para la formación de un gobierno iraquí que continuará trabajando para mejorar la seguridad, la estabilidad y el desarrollo de Irak, y poner fin a las actividades terroristas y la interferencia extranjera en sus asuntos internos.

Las partes también acogieron con beneplácito los acuerdos alcanzados por las partes en la fase de transición en Sudán y afirmaron su apoyo continuo a cualquier medida que ayude a lograr la seguridad y la estabilidad en Sudán, expresando sus deseos de estabilidad y prosperidad para Sudán y su pueblo.

Subrayaron la importancia de abordar con seriedad y eficacia el expediente nuclear y de misiles de Irán con todos sus componentes y repercusiones para garantizar el logro de la seguridad y estabilidad regional e internacional, respetando los principios de buena vecindad, las resoluciones de la ONU y la legitimidad internacional, y evitando que la región sufra daños. todas las actividades e intervenciones desestabilizadoras. En ese contexto, exigieron que las partes interesadas tomen en consideración los intereses, la seguridad y la estabilidad de otros países de la región.

Las partes también afirmaron que una solución política es la única salida a la crisis siria, y en ese contexto, anunciaron su apoyo a los esfuerzos de la ONU y su Enviado Especial para implementar las resoluciones internacionales relevantes, la principal de las cuales es Seguridad de la ONU. Resolución del Consejo No. 2254, y detener las intervenciones y proyectos regionales que amenazan la unidad, soberanía e integridad territorial de Siria. También destacaron su apoyo al pueblo sirio y la necesidad de apoyar los esfuerzos humanitarios internacionales en Siria.

Con respecto a Afganistán; las partes enfatizaron la importancia de apoyar la seguridad y la estabilidad en Afganistán y rechazar la existencia de refugios seguros para terroristas y extremistas en él. Además, condenaron cualquier acto destinado a reclutar refugiados afganos en diversas zonas de conflicto y expresaron la importancia de apoyar los esfuerzos de socorro y la labor humanitaria en Afganistán. En este sentido, los Emiratos Árabes Unidos valoraron la invitación de Arabia Saudita a una reunión ministerial extraordinaria de los países de la Organización de Cooperación Islámica, que se celebrará en Pakistán el 19 de diciembre de 2021, para discutir la situación en Afganistán. Arabia Saudita elogió los esfuerzos de los Emiratos Árabes Unidos en las operaciones de evacuación en Afganistán.

En cuanto a Libia, las partes acogieron con beneplácito los esfuerzos libios y de la ONU para apoyar la implementación del plan político acordado, y pidieron empoderar al pueblo libio para lograr sus aspiraciones de unidad, paz y estabilidad. También subrayaron la necesidad de retirar a los mercenarios, combatientes y fuerzas extranjeros de Libia.

Al final de la visita, el príncipe Mohammed bin Salman bin Abdulaziz expresó su agradecimiento y reconocimiento a Su Alteza el Jeque Mohamed bin Zayed por la hospitalidad que le brindó a él y a la delegación que lo acompañaba.

Por su parte, el Jeque Mohammed transmitió sus mejores deseos al Príncipe Mohammed bin Salman y al Reino de Arabia Saudita, deseándoles un progreso y prosperidad continuos bajo el sabio liderazgo del país.

Traducido por / Samar Mohamed Reda.

http://wam.ae/en/details/1395303001153

WAM/Spanish